jueves, 30 de junio de 2016

Lejos

Qué terror fundirse en tu boca y en el solo latir
de las venas.
Qué cuchillo para mi sangre
el filo de tus labios, abertura de flor
deshojando las lenguas
de la noche. Aún un paso
para abrirme la carne, aún
el centímetro de la rosa sangrándose
en las manos.
Todavía.
Nos recojo y bebo, y soy bebida. Hacer la forma
en la forma de las manos; el deseo entre ellas, múltiples rostros. Qué más
más allá.

Danza sonámbula de los cuerpos, sedientos
en el mar inmenso de un deseo inalcanzable;
dos animales
sin nombre. Tantos rostros, aún.
Y tus ojos derretidos en mi iris,
gris, luz sin presencia, azul, manos
arrancando las pieles
(blanco
sobre negro), tu centro un instante
yo misma, confundidas
en el golpe sordo de la cintura.
Sedientas en las aguas oscuras, pudiendo beber
pero nunca suficiente. Al alcance siempre
de la lengua, y nunca tú, en ningún momento
yo tampoco; las aguas. Dejarse.

Más allá de mí qué hay ahora,
más allá, animal,
agua sin abrazo de orillas, qué más
sino tú
o la ausencia de los nombres.

6 comentarios:

  1. Ausencia de nombres, niña Ellie, pequeña Arya?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la chica no se le permite hacer ningún spoiler en este blog. Sin embargo, la chica puede decirte: you know nothing, querida (acabarás siendo Juan de las Nieves en lugar de Ygritte. Ojo, yo aún espero mis flechazos).
      #TeamCersei

      Eliminar
    2. Jamás!! No sabes lo que dices Arya!

      Eliminar
    3. ¡Pero si es muy molona! Vil y terrorífica, pero molona. Y bebe muchísimo... eso debería contar a su favor.

      P.S. Sigue viendo, mujer, que te quiero al día <3

      Eliminar